Centro de Educación infantil

 El Área Infantil está constituida por los servicios de la Gota de Leche, que atiende a bebés y niños hasta los 14 meses, y el Centro de Educación Infantil, que contempla acogidas de 1 a 3 años.

El objetivo de esta área es proporcionar atención integral tanto a ellos como a sus familias:

 

Con acogida desde el año hasta los tres años, desde su origen en 1952 se atiende, principalmente, a niños pertenecientes en su mayoría a familias desestructuradas o que se encuentran en el umbral de la pobreza o que socialmente están desfavorecidas.  Pero también contamos con la inestimable participación de familias que no se encuentran en estos parámetros, pero que desean que sus hijos se formen en un entorno multicultural que favorece la integración.

No sólo cuidamos y educamos a los niños que nos confían, sino que trabajamos también en la integración y en el seguimiento de las familias que lo necesitan, para que puedan mejorar su situación.

Nuestro planteamiento pretende profundizar en el aspecto del núcleo familiar y de las primeras relaciones sociales del niño como agentes imprescindibles en la prevención de problemas posteriores y en la necesidad de un trabajo coordinado comunitario entre todas aquellas personas que en un momento u otro de la vida, pero en especial en los primeros años de vida, intervienen en el desarrollo y formación del menor y de la familia como medio relacional.

Nuestro deseo es que los niños se sientan felices y seguros de sí mismos y que nuestro centro sea una prolongación de su hogar, respetando en todo momento su ritmo personal. En todo este proceso se realiza una interrelación de tres elementos (educación, cuidado y desarrollo) en dos contextos básicos, la familia y la escuela.

Objetivos:

  • Favorecer el desarrollo emocional y la adquisición de autonomía por medio de actividades sensoriales, globalizadoras y lúdicas.
  • Potenciar el desarrollo integral de las capacidades de cada niño.
  • Fomentar la convivencia, el respeto, el compromiso y la evolución, desde el pluralismo cultural.
  • Compartir con la familia la labor educativa.
  • Apoyar y favorecer la conciliación laboral con la familiar.

Metodología:

Establecer unas rutinas que favorezcan la seguridad de los niños. De esta manera ellos saben qué actividad se realiza en cada momento del día y conocen de antemano qué se va hacer

Trabajamos a través del juego, dando especial importancia a la psicomotricidad, tanto fina (precisión) como gruesa (movimiento corporal). En las actividades de movimiento, los alumnos tienen la capacidad de usar su cuerpo para expresar sus ideas, sentimientos y aprendizajes con el fin de que apliquen dichas habilidades a sus necesidades cotidianas.